¿Quién fue Tomás Cueva y Orbe?

     

       Cuando me enfrenté a la pregunta  ¿Quién fue Tomás Cueva y Orbe? escribí una biografía pero recapacité que una semblanza biográfica no lograba profundizar en  el drama de un hombre que sobrevivió a muchas adversidades. Un hombre que había sufrido una soledad desgarradora necesitaba ser narrada en una novela y por eso escribí El migrante

       Tomás Cueva y Orbe nació el 7 de marzo de 1818 en Santurce, Provincia de Vizcaya; emigró de su país cuando tenía dieciséis años y recorrió ciudades tan distintas como La Habana, Nueva Orleans, Tampico y Monterrey, antes de radicarse en Hidalgo, Nuevo León, donde murió el 9 de febrero de 1891.

       ¿Por qué emigró de su país?, es una pregunta que el mismo personaje se encargó de responder con ánimo de convencer a quien quisiera escucharlo: Una guerra absurda obligaba a los jóvenes a un reclutamiento forzado; los jóvenes de Santurce iban al frente de batalla a morir por una causa que no tenía sentido. La pregunta de por qué emigró de su país quedó resuelta, pero la pregunta de por qué que nunca regresó a su lugar de origen quedó en el aire.

       Desde que había cruzado el Atlántico, el hombre ya era un Ulises: viajó por La Habana, Nueva Orleans, Tampico, Villa de Santiago y Monterrey, y cuando decide establecerse en San Nicolás Hidalgo, su permanencia ahí no le impide ir y venir constantemente a Guanajuato, a San Luis Potosí, a México, a Zacatecas, a Durango y a Texas.

      Con esta vocación por viajar, ¿por qué no hizo al menos un viaje a la tierra que lo vio nacer? ¿Qué vieron sus ojos los primeros quince años de su vida en España?, ¿cómo pudo sobrevivir sin volver a su país? ¿Qué hizo con su melancolía, con esa melancolía secreta que cada día y cada noche le recordaba los encantos y penumbras de mares y tierras recorridas?

       En  mi novela El migrante  exploro  respuestas a estas preguntas. El lector encontrará en sus páginas puntos de vista y recursos narrativos diversos: memorias contadas en primera persona por el personaje central, recreaciones de situaciones dramáticas y muestras de un género hoy día olvidado: el género epistolar.

      Tres capítulos configuran la historia: I. Vizcaya era el infierno (la salida de España  con destino a América); II.  Al este del paraíso (el naufragio en el cual muere su tío); y,  III. El reencuentro ( la historia de Germana Jacinta)  El propio protagonista: Yo, Tomás… lleva al lector de la mano para guiarlo a lo largo del libro y contarnos su drama.

Nota.- Foto: El caminante sobre el mar de nubes.- Caspar David Friedrich

 

 

Deja un comentario